ROCÍO ARGENTINA
 
m









R
o c í o   J u r a d o

A r g e n t i n a




 


Rocío del alma nuestra


En Chipiona nació un ángel,
el alma llena de estrellas,
a quien mecía la cuna
Nuestra Señora de Regla.

Bravura,gracia y prodigio
puso Dios en su garganta,
cante grande y señorío
que hechizaba toda España.

Y voló hasta la Argentina,
allá en los años sesenta,
su arte y su poderío
traspasaron las fronteras.

Zapatera prodigiosa
que enamoró a Buenos Aires...
duende de Andalucía, transminando
su perfume por  tierras de lejanía.

Pueblo inmigrante que sueña
suspiros de copla y cante,
nostalgias de Madre Patria
que despierta en cada viaje.

Como gotas de Rocío,
su voz cubrió toda América,
la llamaron La Más Grande,
el orgullo de su tierra.

Una larga madrugada
la Virgen besó su frente,
los ángeles no calmaban
el dolor de tanta gente!!

Y Chipiona abrió sus brazos
para dormir a su reina,
le cantaron una nana
todos juntos,a su vera.

Ahora es ella quien escucha
como una canción eterna:
¡¡Te queremos para siempre,
Rocío del alma nuestra!!



Elizabeth Rubin - Eli
Punta Alta - Argentina
.







Teatro Gran Rex




   


Buenos Aires - Noviembre 1993




   


En la parte flamenca del especátulo, donde Rocío viste una bata de cola flamenca, recibe un gran ramo de flores, demostrando el cariño del público a la artista.


     


mmmmmmmmmmm






















N o s t a l g i a




Nostalgia, bella nostalgia,
cuando el cantar no termina
y se convierte en un eco,
cuando, cuajado de estrellas,
se viste de luces el firmamento.

Y cuando me hago amiga del viento,
escucho sin cesar tu voz, Rocío
que quiere cruzar el océano!!!



Rocío, te describo de forma elegante, como una flor: suave, perfumada, bella, con un aura única.
Siempre estás presente y creces, solo tú , en ese bosque donde no pueden crecer otras flores.
Emerges con tu perfecta silueta y secreta, resplandeciente y ese maravilloso iluminar de tu alma pura y con la fuerza de un manantial.
Hoy miro esa flor con vida eterna y con la alegría de un día más perfecto y majestuoso, como un triunfo creado y alcanzado....


Ele - Argentina



   


Rocío Jurado, en Argentina, en 1993, en plena promoción del disco 'Como las alas al viento'.


    

Rocío junto a Oscarín
, admirador de la artista.









El Show de Susana Giménez

Entrevista a Rocío Jurado en Argentina - Año 1999







  Con Susana Gimenez














Teatro Avenida

Buenos Aires - Septiembre 2000


 




En Buenos Aires, se presentó con una gira de conciertos por última vez septiembre del 2000 en el teatro Avenida.






Rocío en su última gira por Argentina, en uno de los teatros mas importantes de la ciudad de Buenos Aires, donde recibió calurosas ovaciones
.



    






C R Ó N I C A S   D E   P R E N S A



Vuelve Rocío Jurado con sus canciones

Diario La Nación - 24 de septiembre de 2000 - Por: Adolfo C. Martínez.



Se presenta desde hoy en el teatro Avenida, con pasodobles y coplas, además de clásicos del flamenco
“Estar otra vez en Buenos Aires es, sin duda, uno de los más bellos premios de mi carrera artística". Así, con sencillez y una radiante sonrisa, Rocío Jurado inicia el diálogo con La Naciónpocas horas después de su llegada a esta ciudad, donde se presentará hoy, mañana, pasado mañana y el 30 y el 1º de octubre en el teatro Avenida.

Larga y exitosa fue la carrera de esta gaditana de Chipiona que, con su repertorio de canciones que abarcan desde lo más tradicional del flamenco hasta las coplas, baladas y pasodobles, logró no sólo importantes galardones internacionales -el otorgado por los críticos de Nueva York, el nacional al canto flamenco de Jerez de la Frontera, tres diplomas de Record World a la mejor artista del año, entre otros-, sino los aplausos y el reconocimiento del público en su recorrida por los más selectos escenarios del mundo.

Dialogar con Rocío Jurado es traspasar casi mágicamente las habituales fórmulas del reportaje. Jugueteando con su rubia cabellera y luciendo un tailleur negro que resalta sin estridencias su espigada figura, resume el espectáculo que presentará en el Avenida: "Está concebido sobre la base del que ya ofrecí en mi reciente gira por España... Hay en él antiguas y nuevas canciones de mi repertorio, un cuadro flamenco, ya que no podía faltar un género que me es tan caro a mis raíces, y mucha nostalgia. Y hay, fundamentalmente, una puesta en escena que dibuja todo ese ramillete de canciones que son mi pasaporte para seguir comunicándome con mi público".

-¿Tiene alguna receta para mantener su perdurabilidad artística a través del tiempo?

-Creo que en el arte no hay recetas infalibles. En mi caso, aporto sin desmayos todo mi fuego interior, una enorme dosis de cariño hacia los espectadores y un trabajo sin pausas... Recuerdo que mi abuela decía que la clave del éxito era saber gustar. Ella era muy sabia, y a partir de sus palabras siempre traté de saber gustar.

-¿Qué significa para usted, en un mundo tan convulsionado, ofrecer canciones que hablan de amor, de nostalgias y de terruño?
-Significa un gran esfuerzo, porque yo no soy ajena a lo que debe sufrir el ser humano en un universo cada vez más frío e insensible. Lo único que puedo hacer es cantar. Y cantar es llevar una cuota de alegría a los que sufren, a los solitarios, a los humillados... Pero no quiero filosofar acerca de este tema. Quiero, en cambio, que cada una de mis canciones haga reflexionar al hombre acerca de que la vida, con todos sus sinsabores, merece ser vivida.


El canto, desde siempre

Rocío Jurado desanda el camino y se instala en su infancia. "En aquella niñez -dice- en la que ya sabía que el cantar sería mi destino. A los ocho años subí por primera vez a un escenario, y todavía no descendí. Algunos dijeron que yo revolucioné a los amantes del flamenco con mis innovaciones y mi particular estilo... Esto yo no me lo creo, y lo digo sin falsa modestia. Lo importante es que trascendí al público a través de mis temas, que surgen de acuerdo con mis estados de ánimo, bastante cambiantes... Después llegó el cine, con títulos como "Los guerrilleros", "Una chica casi decente", "Proceso a una estrella" o mi participación en "El amor brujo", dirigida por Carlos Saura y acompañada por la Orquesta Sinfónica de España... Y allí están mis giras y mis participaciones en teatro, y mis recitales, y mis grabaciones... En fin, chico, toda una vida dedicada a mostrar por el mundo que España tiene cabida en las canciones.

Rocío Jurado siempre trató de mantener su vida personal lejos del asedio periodístico. No deseamos quebrantar su deseo, aunque ella se encarga de recordar con emoción a sus hijos, a sus hermanos, a su entorno familiar: "Confieso que he sido mucho más feliz como artista que como mujer. Pero sé que en la vida todo no puede ser dicha y éxitos... Por suerte, existen las compensaciones, y ellas se dan en todo lo mucho y lo bueno que me brinda el público".


Cerca del tango

La cantante y actriz andaluza, que a estas alturas del diálogo se convirtió ya en una antigua amiga que desgrana gustos, sinsabores y placeres, expresa su cariño por el tango. "El tango -afirma- es la conjunción de elementos sensibles que identifican a un pueblo... Es muy parecido al flamenco, porque proviene de las más íntimas raíces de la nostalgia y del dolor... Cuando estoy desganada me refugio en un tema de Mariano Mores (entona algunos fragmentos de "Uno"), y el alma retorna a mi cuerpo... Amo mucho al tango, sin duda.

-¿En tu espectáculo del Avenida cantarás alguno?

-En principio no, porque para ello necesito de una gran orquesta y de un marco muy especial... Pero, a lo mejor, me animo y "tangueo" algo.

La charla está llegando a su fin. Rocío Jurado dice, casi como una confidencia: "Tuve que enfrentar grandes retos, grandes luchas". Pero la sonrisa le vuelve a iluminar el rostro y, con su más enérgico acento flamenco, apunta: "Vivir es maravilloso, Cantar es un don que me dio Dios y que nunca quise desaprovechar... Y estoy viva, que es lo que vale".



E
l estilo de Rocío Jurado

Diario La Nación - 24 de septiembre de 2000 - Por: Adolfo C. Martínez.


Recital de Rocío Jurado


Teatro Avenida




     




Batería: José Luis Colzani - Percusión sinfónica: Jorge Padín - Bajo: Norberto Vila - Guitarra: Ernesto Dimitriuk - Teclados: Mario Parmisano y José Ojivieki  - Coros: Nancy Arias y Damián Oliver.

Primer bailarín: Jorge Robledo - Bailarinas solistas: Jorgelina Amendolara y Mónica Luque - Guitarras flamencas: Héctor Romero y Rodrigo González - Cajón y voz: Rafael González.

Producción y dirección general: Ricardo Berbari

Rocío Jurado volvió a presentarse en un escenario de Buenos Aires. Y con ella retornó lo más auténtico y ardoroso del flamenco. Su voz potente, que brota de lo más profundo de sus raíces andaluzas, y su figura espigada de pasión y de fuego se convirtieron en el centro de este espectáculo al que ella se entregó con la fuerza de su estilo.

En un escenario despojado de todo artilugio "for export" -sólo la excelente puesta de luces sirvió para crear una perfecta armonía-, Jurado, ataviada con un sobrio vestido violeta, comenzó con "Alas al viento", un tema que introdujo al público en ese collar de canciones que, durante más de dos horas, deleitaron por el camino de la nostalgia, del romance y de la seducción.
Con algunas obras de su ya conocido repertorio y con otras que retrotrajeron el lamento gitano, el agridulce sabor de la balada hecha denuncia o la alegría del pasodoble madrileño, la artista demostró ser portadora de un arte que deja de lado lo estereotipado para, con su bien manejada voz, con su gracia para desplazarse en el escenario y con esa naturalidad que nunca es pose, impone la autenticidad de la España más folklórica.


Senderos  gitanos


A través de títulos como "Se nos rompió el amor", "Señora", "Vete ya" o "Ese hombre", entre otros, Rocío Jurado desgranó una bien elegida temática que hizo impacto en un público enfervorizado que premió con entusiasmo, flores y palmas el retorno de una de las cancionistas de más éxito internacional.

Pero el encanto de la artista no se detuvo en su logrado intento de hacer revivir lo más romántico y emotivo del repertorio ibérico sino que, en la segunda parte del espectáculo, y ataviada con colorida bata de cola, se introdujo directamente en el flamenco, en esa mezcla de llantos y de alegría, de profundidad gitana y de nerviosos rasgueos de guitarra. Y para ello contó con un grupo de notables condiciones para tan difícil menester. El primer bailarín Jorge Robledo es un junco que baila al compás de dos brillantes guitarristas y de un cantaor vibrante. Entre tangos flamencos, bulerías y fandangos, Rocío Jurado atrapó lo más intenso de la gitanería y ubicó a los espectadores en ese mundo reacio al cansancio físico y evocó, consciente o inconscientemente, a ese micromundo que con tanta naturalidad habían sabido describir las imborrables obras de Federico García Lorca.




Celebrando uno de sus últimos cumpleaños en Argentina



    




Tras uno de los multitudinadios conciertos en Buenos Aires la artista recibió por parte de sus admiradores una sorprendente fiesta para celebrar sus cincuenta y cuatro cumpleaños. Faltó su esposo el diestro José Ortega Cano que tuvo que quedarse en Madrid, por motivos de trabajo.

Rodeada de su hermano, Amador Mohedano, su cuñada Rosa Benito, y algunos admiradores.

Rocío celebró su aniversario con una juerga flamenca.

Ella en vez de soplar las velas, cantó un poco por bulerías.



   



Los argentinos la adoran y el amor es recípoco. Rocío lo demostró besando la bandera del país
. Allá donde iba la artista, nunca faltó un grupo de tunos que le dedicaban sus canciomes.




En tus manos las palomas


http://img3.xooimage.com/files/7/d/c/5555-11bec61.jpg


Alberto Peyrano - Buenos Aires, Argentina.

Hay una flor apagada
que quiere estar en tu pelo,
hay un canto que ha quedado
inconcluso en la Giralda...

Y hay esta pena escondida
que gime por tu partida
Y no puede hallar consuelo
en esta espesa neblina.

¿Dónde vas niña, tan lejos,
que aquí en la triste mañana
reclaman por tu sonrisa
hasta las frías montañas?

Ojos diáfanos y bellos,
El cielo en tu risa toda,
Y en tus manos las palomas
Que hoy contigo emprenden vuelo.

Doblan campanas de luto
Ya se nos fue... la Rocío...





   




- Sección creada gracias a Oscarin, Eli y Ele, admiradores de Rocío desde Argentina.




www.lamasgrande.es









 
  533884 visitantes (1439355 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=