Y SIN EMGARGO TE QUIERO
 



Y SIN EMGARGO TE QUIERO


1 9 8 3 - R C A





https://img.webme.com/pic/r/rociojuradofotos/0041-1183b64.jpg




.

 1. Limón limonero 

2. Me embrujaste 

3. Y sin embargo, te quiero 

4. Carceleras del Puerto 

5. Lola la Piconera 

6. Cinco farolas 

7. ¡Olé, Catapúm! 

8. Romance de la otra 

9. Cría cuervos




Otro viejo racimo con canciones de España, frescas de escarcha nueva, en el que centellean limpias chispas de fuego. Llega Rocío Jurado, que no le teme al frío ni al calor, y se lo lleva a sus sedientos labios: para que se deshiele y cicatrice.Luego, fiel a un hondo perfume de lejanía, madura ya en su boca otra verdad, rastra de gratitud y noble orgullo: "Si el cielo entero fuera una garganta, si la humanidad se compusiera tan solo de tonadilleras y si todas las ramas de los árboles fuesen guitarras, esto no bastaría para entonar todo lo que he aprendido de mis antecesoras; sin embargo, cuanto de ellas recibí equivale a lo que una paloma puede beber del océano". No dice, pues, como la Fornarina "Soy neutral". Ella, la más radical, empapa y quema.









A fuerza de incendiarse y derramarse, la prodigiosa voz de Rocío desempolva la antigua fruta musical, le quita los ropajes de la cursilería y el melodrama desde los pies a la cabeza, deja al desnudo las brutales grietas de una pasión sin tiempo ni medida y se deja caer por el arroyo hirviente del instinto, por las tinieblas, por la luz, por el naufragio, por la lumbre o por esa hermosura crujiente de un cielo sostenido por una golondrina.


Dilata ella cuanto canta. Convierte en acueducto el Arco de Cuchilleros. Caben en su trinchera lo mismo militares que paisanos. Da esplendor a la hierba. Hace de una inocente nana la más loca declaración de amor. A la sombra de aquel limonero, apocalíptica será su pena. La nieve cambia en hoguera. De un barquito fabrica una escuadra invencible. Y el juicio universal esboza para castigar a un ladrón.


¿El por qué de este porqué?  Ella es la otra; un embrujo que todo lo salpica de llamas: tanguillos, zambras, pasodobles, bulerías o farrucas. Otra manera, andaluza y universal, de sacarle el licor al racimo: despierta y dormida, furtiva y violenta, legendaria y venidera.


Ella es la responsable, al término, de la triple embriaguez que el poeta Ben al-Zaqqaq por nosotros antaño gozara: "Me embriagué por tres veces: de su copa, de su saliva y de sus ojos".



José Miguel Ullán






Single - Y sin embargo, te quiero


https://img.webme.com/pic/r/rociojuradofotos/0040-1183b1d.jpg






L e t r a s   d e   C a n c i o n e s







1. LIMÓN LIMONERO


A los pies de un limonero florecio
una noche que en mi vida olvidaré
aun mocito pinturero y presumido
temblorosa mis quereres le entregué.

Yo creí en su juramento, yo crei en su falsedad
y ahoga la tormenta de mirarme abandoná.

Y a la sombra de aquel limonero
que un día dichosa me vió sonreir,
desojando una a una mis penas
igual que una rosa le canto yo asi:

- estribillo -

Limonero,
¡Ay limón, limonero!
A tu vera me dijo un mocito,
falso y embustero
'Como a nadie en el mundo he querío,
Serrana te quiero',

¡Ten piedad de mi, Calma mi dolor!
¡Ay limón, limonero!,
Limonero mío de mi corazón.

Por caminos sembraitos de esas sales
con la cruz de mi dolor me heche a rodar,
y ahogaita por la hiel de mis pesares
no consigo yo olvidar su charramá.

Pero al cabo de los años
lo ha castigaito Dios
que otra hembra lo traicionara
como a mi me traicionó.

Y a la sombra de aquel limonero
que fue florecío y el viento secó,
hoy le he visto llorando a mi vera
por un desengaño, lo mismo que yo.

Limonero,
¡Ay limón, limonero!
A tu vera me dijo un mocito,
falso y embustero
'Como a nadie en el mundo he querío,
Serrana te quiero',

¡Ten piedad de mi, Calma mi dolor!
¡Ay limón, limonero!,
Limonero mío de mi corazón.







2. ME EMBRUJASTE


No se por donde me vino
este querer sin sentir,
ni se por que desatino
todo cambio para mi.
Por que hasta el alma se me iluminó
con luces de aurora al anochecer,
Por qué hasta el pulso
se me desbocó y toda mi sangre
se puso de pie.

Me miraste, me miraste
y toda mi noche
oscura de pena ardió de lucero,
me embrujaste, me embrujaste
y un rio de copla cantó
por mis venas tu amor verdadero.
Si estaré mi vida soñando
y tendré que despertar
lo que a mi me esta pasando
no es mentira ni verdad.

¿Qué me diste? ¿qué me diste?
que asi me has cambiado
de nieve en hoguera de roja pasión
no me aleje tu vera
que sin ti no hay pa' mi remición.
No estas viendo
que al llamarte como loca
desde el alma hasta la boca
se me sube el corazón.

No se si hay otra que quiera
con la pasión que yo a ti,
vivir de esta manera
más que vivir es morir,
por que me despierto
temblando a sola
y miro a la calle
desierta y sin luz,
por que tengo la corazoná
de que vas a darme
sentencia de cruz.

Me miraste, me miraste
y al mundo mis ojos
de frente a los tuyos
brillaron de celos.
Me embrujaste, me embrujaste
y igual que la arena
mi torre de orgullo
vinieron al suelo.
Si será de brujería
el nectar de tu querer,
que la luz de mi alegría
la oscurece tu con el.

¿Qué me diste? ¿qué me diste?
que asi me has cambiado
de nieve en hoguera de roja pasión
no me aleje tu vera
que sin ti no hay pa' mi remición.
No estas viendo
que al llamarte como loca
desde el alma hasta la boca
se me sube el corazón.







3. Y SIN EMGARGO, TE QUIERO


Quintero - León - Quiroga

Me lo dijeron mil veces,
mas yo nunca quise poner atensión.
Cuando vinieron los llantos
ya estabas muy dentro de mi corazón.
Te esperaba hasta muy tarde,
ningún reproche te hasía;
lo más que te preguntaba
era que si me querías.
Y, bajo tus besos,
en la madrugá,
sin que tú notaras la crú de mi angustia
solía cantá:


- estribillo -

Te quiero más que a mis ojos,
te quiero más que a mi vía,
más que al aire que respiro
y más que a la mare mía.
Que se me paren los pulsos
si te dejo de queré,
que las campanas me doblen
si te farto alguna vé.

Eres mi vía y mi muerte,
te lo juro, compañero;
no debía de quererte
no debía de quererte
y sin embargo te quiero.


Vive con unas y otras
y na' se te importa de mi soledá;
sabes que tienes un hijo
y ni el apellío le vienes a dá.
Llorando junto a la cuna
me dan las claras del día.
Mi niño no tiene pare...
¡Qué pena de suerte mía!
Anda, rey de España,
vamos a dormí,
y, sin darme cuenta, en ves de la nana
yo le canto así:

- estribillo -






4. CARCELERAS DEL PUERTO


Mejor quisiera estar muerto,
mejor quisiera estar muerto,
que preso pa' toa la vía
en este penal del puerto,
puerto de, puerto de Santa Marìa.

Centinela, centinela,
tu has tenío la culpita
que pase la noche en vela,
que pase la noche en vela.

¿Adónde irá ese barquito
que cruza la mar serena?
Unos dicen que a Almería
y otros que pa' Cartagena.
Unos dicen que a Almería
y otros que pa' Cartagena,
y otros que pa' Cartagena.

¡Ay, ay ,ay! ¡Ay, ay ,ay!
Barquito de vela que viene de Caí,
que viene de Caí por esa bahía,
que viene de Caí por esa bahía,
y no llega al puerto, y no llega al puerto.
Puerto de ... Puerto de Santa María.







5. LOLA LA PICONERA


Los militares y los paisanos
llevan mi nombre como bandera.
Y dicen todos los gaditanos:
'Lola Lolita la Piconera'.

Desde Puerta tierra al barrio la viña,
¡Señores que guerra! ¡Ay Lola Lolita,
que forma esta niña, que forma esta niña.

- estribillo -

¿Donde vas tan bonita
Lola Lolita la Piconera?
Que a la vez que va andando
va derramando la primavera.

"A cantar en un tablao
las espinas de un querer
que en la boca la han dejao
la amargura de la hiel".

Con que viva Andalucía
y la pena que se muera,
lo que vale es la alegría
y esa copla tan sentía
que canta Lola.

Lola Lolita la Piconera.

A los que sufren el mal de amores
sin ser ni bruja ni curandera,
los pone buenos de sus dolores
Lola Lolita la Piconera.

Pues tengo yo un cante pa los amoríos
que curan el amante.
¡Ay Lola Lolita, de pena y olvido,
de pena y olvido!

¿Donde vas tan bonita
Lola Lolita la Piconera?
Que a la vez que va andando
va derramando la primavera.

"A cantar en un tablao
las espinas de un querer
que en la boca la han dejao
la amargura de la hiel".

Con que viva Andalucía
y la pena que se muera,
lo que vale es la alegría
y esa copla tan sentía
que canta Lola.

Lola Lolita la Piconera.

Con que viva Andalucía
y la pena que se muera,
lo que vale es la alegría
y esa copla tan sentía
que canta Lola.

Lola Lolita la Piconera.







6. CINCO FAROLAS


Yo no escucho lo que dicen
las lenguas de vecindonas
porque de sobra yo sé
por quien está su persona.
Cinco luceros azules
alumbran cinco farolas
desde su casa a mi casa
desde su boca a su boca

Cinco añitos que le quiero
cinco añitos que me adora,
la mala gente que sabe
que sabe de nuestras cosas.

Si yo sé que me quieres, como le quiero
para que darle tres cuartos al pregonero
desde su puerta misma hasta su puerta
la vereita verde, no cría yerba, no cría yerba.

Yo no quiero ni saberlo
vecina, cierre la boca
y no me venga a decir
que él va a casarse con otra.

Los cinco añitos cabales
queriéndole hora tras hora
son un cordel en mi cuello
que la garganta me ahoga.

Con carbones encendidos,
que le quemen esa boca
al que juró tantas veces
que estaba por mi persona.

Se apagaron las cinco, cinco farolas,
pa que nadie me vea llorando a solas
¡Ay, que penita madre!, ¡Madre que pena!
La vereita verde, cuajá de yerba,
cuajá de yerba.







7. ¡OLÉ CATAPÚM!


Unos ojos muy negros van por el prado,
¡Ole catapúm, Pum, Pum!
¡Ole catapúm, Pum, pum!
Van por el prado.

Y yo al ver su negrura, me he desmayado, me he desmayado.
¡Ole catapúm, Pum, pum!, ¡Ole catapúm, Pum, Pum!
Traerme sales y agua de mayo, y agua de mayo,
para que vuelva pronto de mi desmayo,

Que me han herido, que me han herido,
unas pestañas negras como el olvido
y me han matado, y me han matado,
los ojos de aquel hombre que vi en el prado.

Bajando por el arco de cuchilleros
¡Ole catapúm, Pum, Pum!
¡Ole catapúm, Pum, pum!
De cuchilleros.

Me han besado los labios de un arrihero, de un arrihero
¡Ole catapúm, Pum, pum!, ¡Ole catapúm, Pum, Pum!
Y de besarme luego he notado, luego he notado
que eran los mismos ojos que vi en el prado.

Me ha vuelto loca, me ha vuelto loca,
el beso que a traiciones me dió su boca
y desde entonces esta que trilla
que pierda a cada paso la redecilla.

La otra noche en el baile me he culumpiado,
¡Ole catapúm, Pum, Pum!
¡Ole catapúm, Pum, pum!
Me he culumpiado.

Por culpa de los ojos de un embozado, de un embosado,
¡Ole catapúm, Pum, pum!, ¡Ole catapúm, Pum, Pum!
pues tras la capa que coincidencia, que coincidencia,
estaba la sonrisa de su exelencia.

¡Caray señores!, ¡Que maravilla!,
que los correjidores usen patillas,
para que luego tras del embozo
confunda yo sus ojos con los de un mozo.







8. ROMANCE DE LA OTRA

¿Por qué se viste de negro,
¡Ay, de negro!
Si no se le ha muerto nadie?

¿Por qué está siempre encerrada,
¡Ay, por qué!
como la que está en la carcel?

¿Por qué no tiene familia,
ni perrito que le ladre,
ni flores que le diviertan,
ni risa que le he acompañe?

Del porque de este porque
la gente quiere enterarse,
cuatros suspiros responden
y no los entiende nadie
y no los entiende nadie.

- estribillo -

Yo soy la otra, la otra
y a nada tengo derecho,
por que no llevo un anillo,
con una fecha por dentro.

No tengo ley que me abone,
ni puerta donde llamar,
y me alimento a escondías
con tus besos y tu pan.

Con tal que vivas tranquilo,
que importa que yo me muera,
te quiero siendo la otra
como la que mas te quiera.

¿Por qué no fueron tus labios,
¡Ay tus labios!
Que fueron las malas lenguas.

Las que una noche vinieron,
¡Ay por qué!
a leerme la sentencia.

El nombre que te ofrecía
ya no es tuyo compañera,
de azahares y velo blanco
se viste la que lo lleva.

Como fue tu voluntad,
mi boca no te dió queja,
cumple con lo que has firmao
que yo no valgo la pena,
que yo no valgo la pena.

Yo soy la otra, la otra
y a nada tengo derecho,
por que no llevo un anillo,
con una fecha por dentro.

No tengo ley que me abone,
ni puerta donde llamar,
y me alimento a escondías
con tus besos y tu pan.

Con tal que vivas tranquilo,
que importa que yo me muera,
te quiero siendo la otra
como la que mas te quiera.







9. CRIA CUERVOS

Yo te dije compañero
por lo mucho que te quiero
no te vayas de mi vera.

Mis palabras no escuchaste
y con otra te marchaste
sin mirarme tan siquiera.

Mira como estoy pagando
el cariño que te he dao,
Cristo vive perdonando
y murió crusificao.

¡Pena, Ay!
Cría cuervos a tu antojo
pa' que te saquen los ojos
y ciega y ciega,
por los caminos del mundo tengas borrao.

Tu eres cuervo disfrazao
como palomo ladrón,
y tus palabras son puñal
que me rompen con las uñas
las telas del corazón.

¡Pena, Ay!
Pena de muerte, al ladrón,

Por que me encuentro caida,
por que me encuentro vencida
tiras piedras a mi frente.

Anda y no escondas la mano
por que es mucho mas cristiano
que las tires por valiente.

Ya he perdido la esperanza
con el pago que me has dao,
tu traición es una lanza
clavaita en mi costao.

¡Pena, Ay!
Haberte querido tanto
y ahora beberme este llanto
a solas, a solas,
con mi ceguera que es una espina clavada.

Anda y cuenta la verdad
a ver si ves la razón
y que la gente no tarde
en saber que eres cobarde
y me mataste a traición.

¡Pena, Ay!
Pena de muerte al ladrón,






www.lamasgrande.es





 

 
  541265 visitantes (1456665 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=