8. A GRANDES RASGOS
 

Rocío Jurado

8. A GRANDES RASGOS




Si difícil resulta explicar los avatares de una vida tan plena como la de Rocío Jurado, más difícil resulta aún intentar definirla a grandes rasgos. Como todas las mujeres que también pertenecen al signo de virgo, al igual que ella, Rocío es perfeccionista y muy ordenada. Los que habitualmente deben quedar citados con ella, saben que es tremendamente impuntual.

Tiene un carácter temperamental y, cuando le da 'el pronto, tiembla el misterio', como ella suele decir. Grita, tira lo primero que pilla por los aires, le pega un puñetazo a la mesa o una patada a la silla que encuentra en su camino.

"Normalmente suelo ser apacible, no me gustan las broncas, aunque tengo un genio muy fuerte, pero esos arranques sólo me duran cinco minutos".

Después de la tempestad viene la calma. Por ello no suele ser rencorosa.

"Cuando alguien me hace daño, lo olvido rápidamente. Procuro recordar sólo las cosas buenas de la gente. Ahora, si me hacen algo gordo, muy gordo, entonces se ha acabado para siempre", confiesa Rocío.

 

Con el tiempo ese temperamento se ha ido amainando y se ha vuelto más tolerante. "Antes era demasiado intransigente respecto a los defectos de los demás. Pero a medida que he ido viviendo, he aprendido a entenderme más a mí misma y de paso a comprender mucho más a la gente".

Fuera de los escenarios, es una persona tierna sensible, aunque la vida le ha enseñado a colocarse una coraza, que la proteja y la haga menos vulnerable.


Se considera a sí misma como muy sincera. Y, aunque odia la mentira, es de las que piensa que tampoco se puede decir siempre toda la verdad, ya que esto sería igual que quedarse vendida y perder por completo la intimidad. Su mejor aliado es quizá la fortaleza de espíritu que tiene y su peor enemigo, sus nervios.

 "De la mayoría de cosas que no me salen tiene la culpa los nervios, -explica Rocío-. A mí los nervios me hunden".

También se define como muy tímida, por lo que tiene que hacer siempre un extraordinario esfuerzo para vencer esta característica suya, y poder salir airosa en una profesión en la que siempre se ha de estar dispuesta a dar la cara, a estar en un primer palno y ser la protagonista.

Le ha tocado ser feminista, porque ha tenido que luchar y romper moldes en un medio tan supuestamente liberal como el artístico, pero en el que sigue imperando el machismo más absoluto. Sin embargo no es una feminista radical de las que odian a los hombres y pretenden hacerlo todo ellas solitas.

"La igualdad de oportunidades hay que llevarla a la práctica y debe regir para todos - dice la cantante de Chipiona -. Pero el hombre de nuestro tiempo no tiene la culpa de que la mujer haya estado discriminada. No hay que arremeter contra  él, sino contra la historia que nos ha colocado en este lugar en el que estamos."

Le gusta ser sexy, atrayente, pero sin caer en los excesos y tolera con cierto humor el que se hable tanto de su anatomía.

"Yo creo que es más importante lo que llevo dentro como artista que mis exuberancias - replica -. Me aterra que haya quien piense que estoy aquí sólo por el busto. Si me dedicara al strep-tease, bueno, pero es que yo me dedico a cantar".


Es muy superticiosa y a la vez profundamente religiosa, practicante y muy devota, desde niña, de la Virgen de Regla, a la que siempre lleva consigo en un marco en el que además de la estampa tambien lleva el retrato de su madre, y a las dos reza pidiéndole sobre todo, salud para los suyos.


En casa es ordenada y meticulosa, aunque no muy buena cocinera, ya que no ha tenido tiempo de dedicarse a esta actividad. Sin embargo, a pesar de su trabajo y de sus continuos desplazamientos la familia, su familia, es para ella lo más importante.

"La familia para mí es vital - confiesa Rocío-. Es mi estímulo, mi refugio. Cuando tengo algo muy importante que hacer vienen todos los míos. Son mi mejor equipo".


Y ciertamene, incluso a nivel profesional, ha preferido rodearse de su familia. Su hermano Amador es quien lleva todos sus asuntos y quien la acompaña en todos sus viajes, mientras que su hermana Gloria siempre está pendiente de ella, aunque sin falsas adulaciones, porque si cree que algún vestido no le va a sentar bien o cualquier otra cosa, se lo dice sin empachos.

Hay dos cosas que lamenta profundamente en su vida: una es no haber estudiado y la otra no haber podido disfrutar a fondo su adolescencia.

"Mi mayor trauma es no haber estudiado -explica Rocío-. Un día, cuando yo cantaba en el tablao estaban hablando de un pintor y yo lo confundí con un futbolista. Todos se guasearon muchísimo de mi ignorancia y yo me sentí muy mal. A partir de ese momento empecé a leer libros de pintura, de arte, de historia... He procurado autoeducarme."

 

En la más estricta intimidad, escribe poemas que no enseña a casi nadie por vergüenza. Entre sus autores favoritos se encuentran Miguel Hernández, García Lorca y Tagore.

Por todo esto no desea que su hija se dedique a la música como ella. Quiere que estudie y que tenga las dos cosas que a ella le faltaron: una sólida educación y una adolescencia feliz.

 "Nunca viví lo que es pasar de niña a mujer. Siempre trabajando con muchas responsabilidades a mi espalda, pensando tan sólo en los contratos, en ganar dinero. Yo no sé lo que es hacer una excursión o ir con chicos a bailar. Por eso quiero que mi hija disfrute de este tiempo, que sólo podrá vivir una vez", dice Rocío.

Ha sabido llegar a la madurez artística y profesional asumiendo serenamente el paso del tiempo que la ha convertido de una joven guapa en una bellísima mujer y no teme la vejez.

"La vejez no me asusta -confiesa Rocío- hace tiempo que he asumido que la vida pasa, que el mundo es así, que el que no cumple años es que está muerto. Tengo tanta vida interior que ese tiempo lo voy a vivir intensamente. Y además, si quiero llegar a viejecita tengo que hacerme viejecita."

Son muchos los personajes que la admiran, desde políticos como Fraga o Regan, hasta pintores, escritores o poetas. Pero quizá fue Antonio Gala quien mejor supo definirla:

"Rocío es una mujer del pueblo, que toma del pueblo toda la fuerza y la revierte al pueblo, enriquecida por la música y el prodigio de su voz"





https://img.webme.com/pic/r/rociojuradofotos/fle2-11c7dbc.jpg










www.lamasgrande.es








 
  549329 visitantes (1475826 clics a subpáginas)  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=